Eva de niña

Cómo y cuándo comienza esta aventura

Desde niña siempre me ha gustado todo lo que tiene que ver con las manualidades. En el cole y en el insti mi fuerte nunca fueron las mates pero sin embargo me gustaba mucho el dibujo, la literatura y una asignatura que se llamaba hogar en la que cosíamos, tejíamos y se hacía todo tipo de manualidades. Siempre he sido muy creativa y me ha gustado mucho dibujar. De pequeña tenía mis recortables de muñecas a las que les ponía sus vestidos, blusas, pantalones.Siempre he visto a mi madre cosiendo en sus ratos libres. Nos hacía ropa a mi hermana y a mí. Yo me sentía super feliz porque siempre me encantaba lo que me cosía. Ella dice que le salían las cosas así sin más porque conocía nuestros cuerpos a la perfección. Y la verdad es que conmigo lo clavaba porque no era nada fácil comprarme la ropa ya que luego siempre me tiraba de aquí o de allá y terminaba por no ponérmela. Recuerdo una vez que nos hizo unas minifaldas a mi hermana y a mí y una vez que estaban cosidas mi hermana va y dice: ¡vale, yo ahora la quiero con abertura atrás! Como si eso fuera tan fácil. Lo que es el no saber coser…La inspiración me vino por primera vez cuando hace muchos años el amorcín y yo teníamos una boda de unos amigos y yo decidí de buenas a primeras hacerme un top y una falda de lino siguiendo los patrones por una revista de costura. Pues oye, ¡que no me quedó nada mal! Fui a la boda tan divina y orgullosa de haberme cosido yo aquel modelito con la máquina de coser de mi madre.

A partir de ahí se me despertó el gusanillo por la costura y decidí comprarme mi máquina de coser en una tienda oficial de Alfa que había donde yo vivía antes. Allí aprendí el manejo de la máquina. Por aquel entonces iba a nacer mi hijo Carlos y le hice muchas cositas de recién nacido. Hasta el edredón de la cuna con las cortinas a juego.Por su puesto, siempre los disfraces del cole se los hacía yo a los dos y ellos iban tan contentos. En 2016 me surge otra vez el gusanillo por la costura y decidí apuntarme a unas clases de patchwork. Ahí ya sí que fue un no parar con la costura.Pasado un tiempo aprendiendo patchwork me surgió la oportunidad de dar clases yo en la mercería creativa donde compraba las telas y las cositas de costura. Y en diciembre de 2017 creé mi blog Evacoseyteje.

Un buen día empecé a darle vueltas a una idea, dar clases de costura a niñ@s y así empecé con esta aventura que ahora me ha llevado a crear la página web y dentro de poquito la tienda con unos diseños creados con muchísimo cariño y que espero que quien los compre se sienta tan identificada con ellos como yo.Y creo que por hoy nada más. Solo pedirte que te suscribas a mi news letter así podremos crear una comunidad. Prometo enviarte contenido interesante sobre costura con el que disfrutarás cosiendo.PD: Si quieres me puedes escuchar en el podcast “nosgustacoserpodcast” de Naii Costura. Esta super chulo porque además de contarte un poco mi historia hablan también las niñas a las que doy clase de su experiencia con la costura. La verdad es que no tiene desperdicio.Un besote y nos leemos la semana que viene. Puedes verme también en instagram y facebook.Eva.

2 comentarios en “Cómo y cuándo comienza esta aventura”

  1. Pero que niña tan guapa de pequeña y por lo demás ya sabes que te aprecio mucho y admiro todo lo que haces.

    Achuchones Eva

    Mónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba